GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Cuaresma, nueva oportunidad

Resultado de imagen para Cuaresma, nueva oportunidad

Una vez más, Señor, nos invitas a pararnos,
a tomarnos 40 días para acercarnos a ti,
para reforzar nuestra amistad,
y para estrechar nuestra relación contigo.

Tenemos 40 días por delante
para escuchar de nuevo tu llamada,
volverte a decir que sí, que te seguimos,
y que deseamos vivir la vida contigo.

Es un tiempo que nos invita a más oración,
a cuidar más nuestra comunicación,
a fijar ratos de encuentro contigo
y mirarnos en ti y en tu Evangelio.

Son días de ayunar de cosas que hacemos mal,
como criticar y buscar los defectos del otro,
contar todo lo negativo que nos sucede
y abstenernos de la rutina y la indiferencia.

En esta Cuaresma también podemos sacrificarnos,
facilitando la vida a los de alrededor,
dejando para otros los primeros puestos
y tratando a la gente como si fuera hermana.

Este tiempo de más amor y más encuentro,
voy a gozarlo, disfrutarlo, profundizarlo,
sintiendo el placer de tu amor y el de los míos,
regalando alrededor ternuras, sonrisas e ilusión.

Ayúdame, Señor, a que esta Cuaresma no sea una más.


Otra cuaresma, otra oportunidad

Una vez más, Señor, el calendario y Tú me dais otra oportunidad.
¡Cuántas cuaresmas llevo vividas… y no termino de convertirme!
Pero hoy de nuevo sales a mi encuentro y me recuerdas lo de siempre,
que es nuevo cada día: que me has creado para la felicidad
y que me conviene enderezar el camino.

Me das una nueva oportunidad y me recuerdas tres palabras
que pueden sonar a caducadas, pero que están de plena actualidad,
y que pueden aportar salud mental y espiritual a mi vida.

Una es la limosna. Me invitas a vivir compartiendo,
dando aquello que me sobra,
que me agobia, que me ata, que me quita libertad,
porque cuando doy de lo que tengo me vuelvo más rico.

Cada vez que regalo de lo mío, aunque me cueste,
me siento mejor por dentro,
parece que gano en libertad
y sobre todo en coherencia personal.

No necesito tanto para vivir como yo creo
y a veces atesoro por inseguridad, por afán de tener,
por previsión, por no creerme del todo
que los pajarillos no tienen granero y tú les alimentas…
mientras yo lleno nevera, armarios, estanterías y bibliotecas.

Me das la oportunidad de ayunar,
que es no darme todos los caprichos, renunciar:
a alguna venganza, a continuar una murmuración,
a algunos ocios que me empobrecen
para elegir otros que me enriquecen,
a algunas perezas que me mantienen dentro de mí,
sin abrirme a los demás,
a algunas manías que me dificultan las relaciones y la tolerancia,
a palabras huecas, temas sin sentido
y conversaciones poco constructivas,
a la indiferencia ante el dolor ajeno
que me disculpa del compromiso…

Me das otra oportunidad para sumergirme en la oración,
ese tesoro que mantiene viva nuestra amistad,
nuestra relación y nuestro amor.

Gracias, Señor, por darme esta Cuaresma, otra oportunidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified